WhatsApp Image 2021-02-24 at 18.36.47.jp

Lucia Apolinarie

Lucila Apolinaire. (1972). Tierra del Fuego, ha incursionado en el mundo de la acuarela sumi e, con la artista/maestra Cristina Coroleu. Ha expuesto en el Jardín Botánico Carlos Thays de la CABA en 2015 y 2016. Ha expuesto en el Museo Fueguino de Arte, en la Muestra “Isla en flor”.
Estudió una Diplomatura en Arte de los siglos XX y XXI del London Art College, (Año 2018/2019).
En noviembre de 2019 expuso en el Salón Osde de Río Grande, la muestra/instalación en el género literatura de cordeles: Ropaalviento, resultado de una convocatoria colectiva realizada por Facebook sobre cordeles de ropa tendidos al viento.
Asimismo trabaja con libros de artista, en la Editorial Instantes Gráficos de la artista Carla Rey. Ha expuesto en el Museo Fueguino de Arte en sendas Exposiciones de Libro de Artista. También ha participado en la propuesta Intervenidos y Reciclados de Carolina Castilla, exponiendo en la editorial Eudeba. En 2021 recibió tercera mención en la 8va edición de libro de artista del MFA, por la obra: "Noches pandémicas".

En 2020 se sumó a Galería 2020 sin paredes, una galería virtual que trata temas relacionados a la pandemia y que expone todos los meses. Ha participado en la exposición virtual Pandémicos en el Lozza del Museo de Arte Contemporáneo Raúl Lozza en junio de 2021 y en la Muestra del Concejo Deliberante de San Isidro, Pcia. de Buenos Aires en octubre de 2021.

En julio 2021 su obra El Viaje de arte postal fue seleccionada para participar de la exposición "Arte Postal" en el Centro de Arte Faro Cabo Mayor de Santander.

Los temas que le interesan poder comunicar son la fragilidad del medio ambiente, y el sentido de la vida misma. Vive y trabaja en Tierra del Fuego donde siente una gran conexión con el Universo y con la Naturaleza. La fuerza de los elementos, el sonido de la soledad y del viento son los motivadores de su obra.

Statement

La intención de mi obra es ponernos en un lugar de reflexión, e interpelarnos sobre nuestras acciones e interacciones. A través de la fragilidad del medio ambiente y de la naturaleza, es escuchar el silencio ante tanto ruido externo y el sentido de la vida misma en contraste con la fuerza de los elementos, el sonido de la soledad y del viento. Trabajo en aguada japonesa -sumi-é-; en libros de artista e intervenciones en el paisaje. En la actualidad intervengo con bordado, fotografías y acuarelas. Siento que estoy suturando silencios. Siento que ante tanto bullicio, ante tantos conflictos en el medio ambiente y ante tanta desazón en la humanidad bordar es sanar, reparar. Bordar es una acción que parece detenerse en el tiempo, y a la vez recuperarlo. Bordar es concordar, es unir con el corazón. Mi lugar en el mundo es en la Isla de Tierra del Fuego, en donde siento una  gran conexión con la Naturaleza y el Universo.

Currículum

Proximamente.